“Hagas lo que hagas, hazlo con pasión”, es una de mis máximas. Por eso ser fotógrafa de bodas es mucho más que un trabajo, es fotografiar emociones,  sentimientos, miradas que hablan sin palabras, abrazos sinceros…

Creo en las historias de amor verdadero y en las personas que hay detrás de cada historia. No hay nada más bonito que dar a los novios esos recuerdos que perdurarán en el tiempo para siempre.

Cada boda es única y especial, las personas que formáis parte de ese día mágico ya lo hacéis diferente.

postboda-en-el-campo-eva-blanco-fotografia

Boda Tati&Jorge_0021

postboda-al-atardecer-en-exteriores-eva-blanco-fotografia

boda-santa-ana-sevilla-abades-triana-evablanco-fotografia

Trato a cada pareja con el mismo cariño y dedicación con el que me gustaría que me trataran a mí en un día tan importante. Me encanta leer esos mails en los que me contáis lo enamorados que estáis, los detalles de los preparativos y lo importante que es para vosotros tener unas fotografías acordes a ello.

No es un día cualquiera y, como tal, no merece unas fotos cualquiera. Merecéis tener las fotos de vuestra historia de principio a fin, un día irrepetible. Todos vuestros seres más queridos estarán allí. Todo el esfuerzo e ilusión con los que habéis preparado la boda, por fin, se harán realidad.

boda-santa-ana-sevilla-abades-triana-evablanco-fotografia-2

Para contar historias que realmente emocionen, lo hago desde el corazón, me implico desde el principio con vosotros y os ayudo en todo lo que haga falta.
Busco la espontaneidad y naturalidad de cada momento, que cada foto refleje la realidad de lo ocurrido.

Trabajo a nivel nacional. Nunca cubro más de una boda al día, para poder así dedicaros el tiempo que sea necesario. Por ello, siempre os aconsejo concretar fechas lo antes posible.

Contadme vuestra historia, tomaros un momento y transmitidme la ilusión que tenéis por celebrar esa día tan especial, estaré encantada de leeros.

Sin duda, al cabo de un tiempo, el mejor recuerdo que tendréis de la boda serán vuestras fotografías. Un gran día merece un gran recuerdo.